Maravillosa repostería hecha por ti

Tartitas de tomate y queso de cabra

Qué bien viene tener a mano recetas ricas, rápidas y sobre todo tan fáciles de hacer como estos cuadraditos de gelatina de tomate y queso, con los que sorprender a amigos y familiares, cualquier día de verano.

Consejo: La calidad de gelatina en láminas Dr. Oetker garantiza resultados profesionales, tenla siempre en la despensa.

Tartitas de tomate y queso de cabra

Dificultad Fácil / Preparación 30 min. + reposo / Cocción / Raciones 6-8

Utensilios
1 molde cuadrado o rectangular pequeño
1 batidora eléctrica

Ingredientes
800 g de tomates de temporada
200 g de queso de cabra tipo rulo
200 g de queso fresco para untar
unas hojas de albahaca fresca
4 cucharadas de aceite de oliva Extra Virgen
8 hojas de Gelatina Neutra Dr.Oetker
sal
pimienta

1. Lavar los tomates, eliminar el rabito y hacer un corte en forma de cruz en la base de los tomates. • Escaldarlos en agua hirviendo durante 30 segundos. • Pelarlos, cortarlos en cuartos y eliminar las pepitas. • Triturar bien fino y condimentar con sal, pimienta y el aceite de oliva.

2. Poner 6 hojas de gelatina en remojo en agua fría. • Disolverlas en un cazo al fuego con 2 cucharadas de puré de tomate y mezclarlas con el resto de puré. • Verter la mitad del puré en un molde cuadrado o alargado (pequeño) forrado con film transparente y dejar cuajar en la nevera durante 1 hora.

3. Pasado este tiempo, mezclar los quesos y triturar. • En un cazo, calentar 2 hojas de gelatina con 2 cucharadas de agua y mezclar con el queso. • Extender sobre el tomate cuajado del molde y verter encima el resto del tomate.

4. Dejar cuajar en la nevera durante 3-4 horas como mínimo. • Desmoldar, cortar en cuadrados y servir decorado con hojas de albahaca, pimienta y unas gotas más de aceite.

Consejo
Para acelerar el proceso de cuajado de la primera parte de tomate, introducir en el congelador unos 30-40 minutos.